Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 60€ | LLÁMANOS AL 933 29 75 16

Carrito

Tu carrito está vacío

Continúa comprando

BOTELLAS DE AGUA PARA NIÑOS

¿Cómo elegir una botella de agua para niños?

Con tantos tipos y modelos de botellas de agua para niños disponibles, hacer una buena elección puede resultar difícil. En este artículo nos gustaría revisar los distintos tipos de botellas y los factores que es importante tener en cuenta a la hora de comprar una, ya sea para uso fuera de casa como para llevar al cole. 

MATERIAL

Los materiales más comunes son acero inoxidable, plástico o cristal. Si el niño es un bebé o aún pequeño, los materiales más recomendados serían el plástico, para evitar abolladuras o roturas, y el acero inoxidable si queremos una botella de mayor calidad que además nos ayude a mantener el agua fresquita durante más tiempo. 

Existen botellas de agua de plástico de alta calidad, libres de BPA, BPS, BPF y pfalatos. El plástico puede ser la opción ideal cuando los niños son muy pequeños por su peso ligero y también porque permiten ver cuánta agua queda. 

 

 

TAMAÑO

El tamaño de la botella se ha de adaptar a las manitas del niño. Debe ser manejable y no muy ancha para que puedan agarrarla bien, e intentaremos evitar capacidades mayores, ya que si está llena y es muy grande le será difícil levantarla y beber con comodidad. Las medidas más comunes son 250 ml, 350 ml y 500 ml. Para un bebé de 1 año, por ejemplo, la medida de 250 ml sería perfecta y para un niño/a de 5 o 6 años, con la de 350 ml sería suficiente. 

 

 

TIPO DE BOQUILLA

Tenemos también una gran variedad para elegir: desde el tipo pajita que se dobla, boquilla fija que se eleva para beber con sistema de palanca o con botón o sin boquilla y simplemente con tapón de rosca. A la hora de elegir la boquilla, hemos de fijarnos que el niño/a pueda abrirlo solo/a si es necesario (o si la llevará al cole) y que la boquilla se desmonte de forma que sea de fácil limpieza.

 

 

LIMPIEZA

Si la botella es de uso diario, la tendremos que limpiar regularmente, idealmente a diario. A las bacterias les encantan los sitios oscuros y húmedos y si no lo hacemos comenzarán a oler mal y harán que el agua tenga un sabor raro. Por eso es importante elegir botellas con el menor número de piezas posible, para que la hora de la limpieza no sea un suplicio. Muchas botellas son aptas para lavavajillas, aunque en la mayoría se recomienda lavarlas a mano. 

 

¿Se pueden poner otras bebidas en las botellas?

Es preferible solo rellenar con agua, aunque si en algún momento queremos poner algún zumo diluido, se recomienda lavar minuciosamente la botella después de su uso. No se recomienda poner bebidas como leche, ya que aumentaría el riesgo de colonización por bacterias. Muchos fabricantes también desaconsejan poner bebidas con gas. 

 

Con todos estos consejos en mente, ya tienes toda la información que necesitas para elegir una botella para tu peque. Si aún no lo tienes del todo claro, puedes pasarte por la tienda, llamarnos o mandarnos un mensaje en Instagram y estaremos encantadas de ayudarte a resolver tus dudas :)